Recomendar Nota
Ingrese los datos de la persona a quien recomendara esta nota
Nombre:
E-mail:
Notas - Noticias

Domingo 13 de octubre de 2013 Lecturas Bíblicas [13/10/2013]

Domingo 13 de octubre de 2013 Lecturas Bíblicas Isaías Capítulo 19: 1-11 Oráculo sobre Egipto 1 Oráculo sobre Egipto.¡Miren al Señor que entra en Egipto, montado sobre una nube ligera! Ante él vacilan los ídolos de Egipto, y el corazón de Egipto se disuelve en su interior. 2 Yo incitaré a egipcios contra egipcios y combatirán hermano contra hermano, amigo contra amigo, ciudad contra ciudad, reino contra reino. 3 El espíritu de Egipto se desvanecerá en su interior, yo confundiré sus designios, y ellos consultarán a ídolos y encantadores, a nigromantes y adivinos. 4 Entregaré a los egipcios en manos de un amo implacable, y un rey cruel los dominará –oráculo del Señor de los ejércitos–. 5 Las aguas del mar se secarán y el Río quedará árido y reseco; 6 los canales apestarán, los Nilos de Egipto bajarán hasta secarse, las cañas y los juncos se marchitarán. 7 Toda la vegetación de los bordes del Nilo y todas las plantas sembradas junto a él se secarán: serán arrasadas y desaparecerán. 8 Gemirán los pescadores, los que arrojan el anzuelo en el Niloestarán de duelo, y desfallecerán los que echan la redsobre las aguas. 9 Los que trabajan el linoquedarán defraudados, las cardadoras y los tejedoresse pondrán lívidos, 10 sus tejedores se sentirán acongojados y todos los asalariados, afligidos. 11 ¡Qué necios son los príncipes de Soán! ¡Los más sabios consejeros del Faraón forman un consejo de estúpidos! ¿Como pueden ustedes decir al Faraón: "Yo soy hijo de sabios, hijo de antiguos reyes"? Epístola a los Gálatas Capítulo 2: 1-10 1 Luego, al cabo de catorce años, subí nuevamente a Jerusalén con Bernabé, llevando conmigo también a Tito. 2 Subí movido por una revelación y les expuse el Evangelio que proclamo entre los gentiles tomando aparte a los notables para saber si corría o había corrido en vano. 3 Pues bien, ni siquiera Tito que estaba conmigo, con ser griego, fue obligado a circuncidarse. 4 Pero, a causa de los intrusos, los falsos hermanos que solapadamente se infiltraron para espiar la libertad que tenemos en Cristo Jesús, con el fin de reducirnos a esclavitud, 5 a quienes ni por un instante cedimos, sometiéndonos, a fin de salvaguardar para vosotros la verdad del Evangelio. 6 Y de parte de los que eran tenidos por notables ¡qué me importa lo que fuesen!: en Dios no hay acepción de personas en todo caso, los notables nada nuevo me impusieron. 7 Antes al contrario, viendo que me había sido confiada la evangelización de los incircuncisos, al igual que a Pedro la de los circuncisos, 8 pues el que actuó en Pedro para hacer de él un apóstol de los circuncisos, actuó también en mí para hacerme apóstol de los gentiles 9 y reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé: nosotros nos iríamos a los gentiles y ellos a los circuncisos; 10 sólo que nosotros debíamos tener presentes a los pobres, cosa que he procurado cumplir con todo esmero. Evangelio según San Marcos Capítulo 12:35-44 El Mesías, hijo y Señor de David Mt. 22. 41-45 Lc. 20. 41-44 35 Jesús se puso a enseñar en el Templo y preguntaba: "¿Cómo pueden decir los escribas que el Mesías es hijo de David? 36 El mismo David ha dicho, movido por el Espíritu Santo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies. 37 Si el mismo David lo llama "Señor", ¿cómo puede ser hijo suyo?". Advertencia de Jesús contra los escribas Mt. 23. 6-7 Lc. 20. 45-47; 11. 43 La multitud escuchaba a Jesús con agrado. 38 Y él les enseñaba: "Cuídense de los escribas, a quienes les gusta pasearse con largas vestiduras, ser saludados en las plazas 39 y ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los banquetes; 40 que devoran los bienes de las viudas y fingen hacer largas oraciones. Estos serán juzgados con más severidad". La ofrenda de la viuda Lc. 21. 1-4 41 Jesús se sentó frente a la sala del tesoro del Templo y miraba cómo la gente depositaba su limosna. Muchos ricos daban en abundancia. 42 Llegó una viuda de condición humilde y colocó dos pequeñas monedas de cobre. 43 Entonces él llamó a sus discípulos y les dijo: "Les aseguro que esta pobre viuda ha puesto más que cualquiera de los otros, 44 porque todos han dado de lo que les sobraba, pero ella, de su indigencia, dio todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir".
2021 Surp Kevork
Todos los derechos reservados
www.SurpKevork.org.ar
Sitio desarrollado por WEBTOM